Nuestra tienda web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de usuario y le recomendamos que acepte su uso para disfrutar plenamente de su navegación

cancel

"¡Game Over! La videoconsola que desafía la ley al convertirse en un arma para robar coches en España"

person Publicado por: Germán Álvarez Padilla list En: Curiosidades En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 475
"¡Game Over! La videoconsola que desafía la ley al convertirse en un arma para robar coches en España"

Crímenes y tecnología. Ladrones de coches, videoconsolas y robos ingeniosos. Descubre la trama.

En lugar de una videoconsola diseñada para jugar, nos encontramos con un ingenioso dispositivo similar en diseño a la popular 'Game Boy'. Esta peculiar pieza fue adquirida a través de una plataforma de origen chino y luego modificada con una finalidad muy distinta: convertirse en un instrumento utilizado para sustraer vehículos en España. Esta tecnología de vanguardia, recientemente incautada por la Guardia Civil a una organización criminal altamente sofisticada en sus métodos de robo, destaca por su nivel de preparación y contravigilancia, casi comparable a tácticas militares.

Dicha organización estaba compuesta por cinco individuos de origen ruso, rumano y español, quienes se enfocaban en el robo de vehículos híbridos de fabricación asiática. Hace más de un año, los agentes de la Sección de Delincuencia Organizada del Automóvil de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil iniciaron una minuciosa investigación, siguiendo los pasos de estos hábiles especialistas en la sustracción de automóviles en territorio español.

El objetivo de los ladrones no se limitaba únicamente a apoderarse del botín, sino que buscaban hacerlo sin causar ningún daño visible en los vehículos y, posteriormente, venderlos sin dejar rastro alguno. Para lograr este cometido, empleaban dispositivos de última tecnología especialmente diseñados para las marcas y modelos de vehículos que tenían en su mira. Entre todas estas herramientas intervenidas, destaca la falsa videoconsola que se ha convertido en el "tesoro" de la investigación, un elemento aún sometido a análisis y que desempeñaba un papel crucial en las operaciones de los delincuentes, según informantes de la Guardia Civil.

Sin embargo, la carcasa de esta supuesta videoconsola es todo lo que queda de su apariencia original. Los miembros de la organización la modificaron para alojar un sistema capaz de acceder al interior de los vehículos y trasladarlos a un lugar estratégico, donde manipulaban el número de bastidor y las credenciales tecnológicas para, posteriormente, colocarlos en el mercado negro.

El "modus operandi" de estos delincuentes era meticuloso y rápido. Uno de los expertos en robo de vehículos se encargaba de rastrear y localizar los coches específicos que previamente habían seleccionado. Su especialización y tecnología se centraban en un catálogo muy preciso dentro del sector automovilístico. Sin embargo, su eficiencia era sorprendente, ya que solo necesitaban unos segundos para alcanzar su objetivo. Durante días seguían sigilosamente el vehículo que tenían en la mira e incluso llegaban a instalar un geolocalizador para mantenerlo bajo su radar constante. Una vez que el automóvil se encontraba estacionado en un lugar relativamente tranquilo, los ladrones entraban en acción con la ayuda de su tecnología, siendo la videoconsola manipulada la protagonista.

Disponían de dos métodos para acceder al vehículo. El primero consistía en inhibir la frecuencia, impidiendo que el conductor pudiera cerrar el coche utilizando el control remoto de su llave. Este enfoque presentaba un mayor riesgo, ya que la potencial víctima podía percatarse de que el automóvil no se había cerrado correctamente, frustrando así el intento de robo.

El segundo método se basaba en copiar la frecuencia del control remoto en el mismo instante en que el conductor presionaba el botón. Una vez obtenida, no les resultaba difícil reproducirla mediante su dispositivo y abrir las puertas del vehículo. El ladrón se deslizaba dentro del automóvil en el preciso momento en que su dueño desaparecía de su vista. Con la videoconsola y utilizando un conector OBD, accedían a la unidad de control electrónica del coche, su "corazón", y manipulaban el sistema para arrancarlo. Todo el proceso les llevaba apenas unos segundos.

A continuación, trasladaban el vehículo a un lugar apartado de la vía pública y lo dejaban reposar, asegurándose de que no contara con sistemas de seguridad por geolocalización. Posteriormente, llevaban el automóvil a un taller en Alcalá de Henares, donde manipulaban todas las señas identificativas, incluyendo las matrículas, con el objetivo final de vender los vehículos. Los investigadores han detectado algunos de estos coches en países como Lituania o Hungría, entre otros destinos.

La intervención de la Guardia Civil en esta operación ha resultado en el decomiso de más de cien llaves "vírgenes" que los expertos en robo de vehículos utilizaban para reemplazar las originales. Además, se han incautado diversos materiales tecnológicos, incluyendo maquinaria con un valor en el mercado negro que alcanza cifras de decenas de miles de euros.

Esta organización, con una estrategia que rozaba lo militar debido a su capacidad de contraespionaje para evitar ser rastreados, se dedicaba exclusivamente al robo de vehículos híbridos en España. Entre todas las herramientas intervenidas, destaca esta videoconsola manipulada, que fácilmente podría pasar desapercibida durante los registros, pero que constituía una de las armas principales para robar vehículos sin dejar rastro alguno. 

Relacionados por Etiquetas

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Registro

Registro de nueva cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Accede en su lugar O Regenerar contraseña